MISIÓN

En Argentina, las personas con discapacidad psicosocial se enfrentan a sistemáticas vulneraciones de sus derechos. La internación prolongada o por períodos indeterminados en grandes instituciones psiquiátricas monovalentes continúa siendo la principal política pública en materia de salud mental, lo cual implica un grave avasallamiento de su derecho a la salud, a la libertad y seguridad personales, a la integridad personal, a la vida independiente y en comunidad, y deriva asimismo en la falta de garantía de otros derechos como la vivienda, la educación, el trabajo y la seguridad social. El Estado Nacional no ha adoptado hasta el momento medidas para transformar el sistema de atención en salud mental y crear dispositivos comunitarios alternativos a la internación. De ese modo continúa tolerando y fomentando el arraigo del modelo asilar que históricamente ha impedido el desarrollo de una vida digna.

Recibí novedades