MISIÓN

El sistema político e institucional argentino presenta déficits estructurales que le impiden satisfacer adecuadamente las necesidades de su población. Aún persiste la cultura del secreto en el manejo de los asuntos públicos y los canales institucionales para dar curso a las demandas sociales son extremadamente limitados, lo que explica en buena medida las recurrentes crisis de representación y de conflictividad social.

Recibí novedades