La Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) es una organización apartidaria, sin fines de lucro, dedicada a la defensa de los derechos de los grupos más desfavorecidos de la sociedad y el fortalecimiento de la democracia en Argentina.

Fundada en 2002, ACIJ tiene por objetivos defender la efectiva vigencia de la Constitución Nacional y los principios del estado de derecho, promover el cumplimiento de las leyes que protegen a los grupos desaventajados y la erradicación de toda práctica discriminatoria, asi como también contribuir al desarrollo de prácticas participativas y deliberativas de la democracia.

Ejes estratégicos

ACIJ tiene tres ejes estratégicos. Uno es el vinculado a mejorar la calidad de la democracia, promover la igualdad política y de poder entre todas las personas, fortalecer nuestro sistema institucional y remover barreras para la reducción de las necesidades jurídicas insatisfechas.

Otro eje es el trabajo por la igualdad económica y la reversión de los impactos de la desigualdad sobre la pobreza urbana. Pobreza que se ve acentuada por una estructura fiscal que, lejos de proponerse un reparto justo de cargas y beneficios, suele reforzar la desigualdad. Esa asimetría social, a su vez, tiene expresión en el espacio urbano en la segregación residencial que padecen los sectores de menores recursos y que también genera obstáculos adicionales para el ejercicio de derechos de quienes habitan esos territorios.

El tercer eje es el trabajo por los derechos sociales de los grupos vulnerabilizados. Las vulneraciones de derechos impactan especialmente sobre algunos grupos sociales que deben sortear numerosas barreras adicionales a las que se presentan para el conjunto de la sociedad en la que viven. Esta desventaja que se impone a determinados colectivos constituye una forma de discriminación que es necesario revertir para generar condiciones de igualdad en el acceso a derechos, partiendo por los más elementales, como la educación, la salud y la autonomía.

Objetivos
  • Colaborar para lograr un mejor funcionamiento y mayor transparencia de las instituciones públicas, tales como organismos administrativos, legislativos, tribunales de justicia, entes reguladores y órganos de control.
  • Promover el cumplimiento de la Constitución Nacional y la efectiva vigencia de las leyes que protegen a los grupos desaventajados y bregar por la erradicación de las leyes y prácticas discriminatorias contra minorías históricamente postergadas.
  • Desarrollar conciencia en la ciudadanía sobre sus derechos básicos y conocimiento sobre los canales disponibles para su protección.
  • Realizar propuestas de reforma de políticas públicas.
  • Formar profesionales de diversas disciplinas comprometidos en cuestiones de interés público.